lunes, 28 de julio de 2014

CECATANATOLOGÍA

                                                               AÑO 2014, JULIO-AGOSTO VOL. 4 No. 24, 28/JULIO/14
Puedes usar la información de este articulo citando la referencia bibliográfica y respetando los derecho de autor. Toda la información de este blog tiene Derechos Reservados.
Cómo citar el articulo:
Rosas A. L. "La Pérdida de la salud, un duelo difícil de entender". (julio-agosto, 2014). Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S. C. [en línea] 21 de julio, 2014. Vol. 4, No. 24. Disponible en Internet:  http://cecapip.blogspot.mx. ISSN 2007-9486.


LA PERDIDA DE LA SALUD, UN DUELO DIFÍCIL DE ENTENDER

"La mejor medicina es un ánimo gozoso"
Salomón

Los seres humanos damos por hecho muchas cosas... fantaseamos con que siempre vamos a estar bien y sanos; creemos que no deberíamos tener problemas y;a veces; hasta pensamos que nunca vamos a morir. Cuando yo era niña, algún día escuche a los adultos prometer que siempre iban a estar con nosotros y, aunque fue cierto durante muchos años, terminó siendo una mentira.... Algunas de esas personas ya ni están.  

Si bien es cierto que los seres humanos tenemos muchos momentos de salud y de bienestar, en otros podemos estar enfermos. Salud y enfermedad son parte de la vida que algún día terminará en muerte.

La enfermedad es una alteración perjudicial del estado de salud que tiene como consecuencia la desarmonización de un sistema a cualquier nivel. Algunas enfermedades tienen curación, como la gripe o una infección en el estómago, otras tienen control como la diabetes o la hipertensión arterial, y otras dependiendo del momento en que se diagnostiquen, quizá ya no tienen cura y pueden llevarnos a la muerte.

Pero la intención de este artículo no es hablar de enfermedades, sino de las consecuencias emocionales que implica estar padeciéndolas, del proceso emocional que implica perder nuestra salud, principalmente cuando padecemos enfermedades crónico-degenerativas o enfermedades graves.

Empecemos hablando de lo que es un enfermo. Un enfermo es un ser humano que padece una enfermedad y el rol de enfermo es la posición que asume una persona cuando se siente enferma. No todos reaccionamos de la misma manera ante la presencia de una enfermedad.

Dicen que cuando una persona se enferma lo hace de manera integral, no es en partes, todos los componentes del ser humano quedan alterados y cada uno de ellos demanda sus propias necesidades. Si la enfermedad que tengo me deja respirar adecuadamente y me genera dolor físico, esos serán los síntomas de la enfermedad, pero también al mismo tiempo la enfermedad genera síntomas emocionales o psicológicos como miedo, enojo y depresión; así como necesidades espirituales como la necesidad de paz interior, sentimientos de culpa, etc. La enfermedad también demandas sociales como la necesidad de no estar sola y de que la gente tenga consideración hacia mí, como persona enferma. ¡Vemos como no sólo es el cuerpo lo que se enferma?. Todo lo demás también se altera.

La experiencia de la enfermedad es un proceso que no sólo implica que nuestro estado de salud se vea alterado, empezamos por experimentar las dolencias físicas, nos sentimos mal, asumimos el papel de enfermos y buscamos el apoyo médico para conocer qué tenemos y cuál es le método de curación para esas dolencias. Seguimos el tratamiento y, según la enfermedad de que se trate, entramos a una fase en donde tiene lugar la recuperación, la rehabilitación o la aceptación de estado de enfermedad en caso de que esta sea crónica o terminal. pero muchas veces el tratamiento no cubre todas las otras demandas que tenemos.

El estar enfermos parece dejarnnos con muy pocas cosas que elegir. No escogimos esta situación, no nos preguntaron si nos parecía justo y tampoco nos da respuestas absolutas y definitivas sobre nuestra vida o sobre nuestra muerte. La sensación podría ser como la de ir a la deriva. Y ante esto podríamos tener la oportunidad de resignarnos, quedándonos con los brazos cruzados, dentro de una situación en la que todo no es es impuesto: medicamentos, citas, horarios y condiciones.

Las etapas del cuelo por enfermedad

Elizabeth Kübler Ross afirma que al perder nuestra salud, especialmente cuando padecemos una enfermedad que en algún momento terminará con nuestra vida, es normal entrar en un momento de negación, en el que nos cuesta mucho trabajo reconocer lo que nos esta sucediendo. Nos resistimos a aceptar que sea verdad lo que el médico nos dijo. Después, al empezar  a darnos cuenta de que puede ser verdad, el enojo y la ira, son las emociones que vamos a sentir: "No es justo que esto me éste pasando a mi". En esta etapa comenzamos a negociar con la ciencia médica y en algunas ocasiones con Dios para que nos cure. Al ver que continuamos enfermos, lo que sigue –dice la Dra. Kübler-Ross– es que entremos en una fase de depresión, que nos dejemos vencer e invadir por una tristeza muy profunda, para terminar entrando a la etapa de aceptación de lo que nos está pasando. Estamos enfermos
y sólo nos queda aceptar esa realidad.

Aceptación no es resignación

Sin embargo, considero importante diferenciar entre aceptación y resignación. La aceptación es una postura de brazos abiertos, en la que se reconoce lo que se tiene con una actitud abierta para hacer lo que se tenga que hacer. La aceptación es activa; la resignación es pasiva. La aceptación nos lleva a ser corresponsables en nuestro proceso de curación, en el cuidado que debemos de tener ante nuestra enfermedad.

Resignación implica dejarnos vencer por la situación y dejar de luchar. Nada nos confronta más con el verdadero significado de la vida que la sola posibilidad de perderla, y ver que nuestra salud se está debilitando con una enfermedad crónica puede entristecernos o deprimirnos y llevarnos a dejar de vivir con responsabilidad. Cuántas veces hemos escuchado: “¿Ya para qué cuidarme… o tomarme la medicina, para qué aceptar el tratamiento o intervención médica? ¡De todas maneras me voy a morir!” O peor aún: “Decidan ustedes, de todas maneras ya no hay nada que se pueda hacer para curarme…” y esto nos quita el papel protagónico que debemos tener ante nuestra propia vida. Esta actitud significa que nos dejamos vencer por la enfermedad.

Participar activamente 

Diagnóstico no es sentencia ni conlleva una condena. Mirarnos como seres pasivos ante la enfermedad, dejar que únicamente los médicos y los medicamentos sean los que nos curen o nos controlen no nos ayuda. Aunque no lo parezca, podemos tener una participación activa en cualquier tratamiento médico o procedimiento quirúrgico. Por ejemplo son de mucha ayuda una preparación mental previa, tranquilidad y una actitud positiva. Hay actitudes que hacen una gran diferencia como tener esperanza y confianza, alimentarnos bien y dormir lo mejor que podamos. Mantener tranquila nuestra mente favorece a nuestra presión arterial y al buen funcionamiento de todos los sistemas de nuestro cuerpo. Si me toca estar en el rol de enferma puedo hacer mucho, aunque parezca que no hago nada. Puedo esforzarme por dominar mis miedos y nerviosismo, llenarme de pensamientos que me relajen y me inyecten ganas de vivir.
Esta actitud nos ayudará a conseguir una más rápida recuperación y con menores complicaciones.

Mantener una actitud positiva y tomar decisiones

Muchas personas sanan al considerar que aún tienen mucho por qué vivir, y otras viven mucho más de lo que los pronósticos médicos afirmaban, cuando sienten que les quedan metas por alcanzar. Temer a la muerte es normal, temer a la enfermedad y al dolor también lo es, pero si dejamos que este temor nos invada, se puede precipitar la aparición, el desarrollo y la complicación de la enfermedad. La enfermedad, típicamente, no nos va a llevar a la muerte de inmediato. Pero si se lleva rápidamente algo que para nosotros es muy valioso, pero que penosamente, a veces lo valoramos hasta que lo vemos perdido: nuestra salud. El proceso de aceptación implica darle la bienvenida a la vida a mi ser humano enfermo, pero que aunque este enfermo tiene muchas cosas que seguir haciendo, tiene que seguir conociendo, aprendiendo, logrando, gozando.

A veces las enfermedades lastiman por dentro nuestro cuerpo, aunque por fuera nos seguimos viendo más o menos sanos. Esto a veces implica hacer un duelo por algo que no se nota tanto. Por ejemplo: Un diabético no se ve enfermo por fuera, pero por dentro todo su cuerpo está siendo alterado por la enfermedad. Aceptar al enfermo, no significa rendirnos ante la enfermedad, implica asumir una actitud responsable ante uno mismo como una persona enferma y decidir activamente qué queremos para nosotros mismos en la situación en la que estamos.

Una aceptación positiva de la enfermedad implica aprender de los errores que cometimos, tener fe y esperanza, ser optimista, disfrutar de lo que hacemos y de lo que tenemos. Tener objetivos y aspiraciones es nuestro reto en la vida que nos queda y no podemos permitir que ninguna enfermedad nos robe eso: Ya nos robó la salud, ¡no dejemos que se lleve más! Por último hay que recordar que “si podemos curar, curemos; si no lo podemos hacer, aliviemos las dolencias y si no se puede, solicitemos consuelo y acompañamiento.”

Y cierro diciéndole a los familiares de enfermos que acompañar significa estrechar la mano para sentir el dolor ajeno y compartir los buenos y los malos ratos. Ofrecer la totalidad de nuestro tiempo a alguien que tiene el tiempo limitado, implica trascender lo humano para acercarse a lo divino.
Ana Laura Rosas Bucio
Directora Académica 

CECAPIP S.C.

28 DE JULIO 2014.


AVISO LEGAL
Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. Año 1 No.24 Semana 24 [28 julio- 3 agosto] 2014. Es una publicación electrónica semanal editada  y publicada por el Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C., ubicado en  Calle Hidalgo No. 17 A-203, Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México D.F. CP. 09850. Tel 01(55)54436420, www.cecapip.blogspot.mx, cecapip@hotmail.com. Editor responsable: Ana Laura Rosas Bucio.
Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2014-032717252400-203. ISSN 2007-9486, ambos otorgados por el Instituto Nacional del derecho de Autor.
Responsable de la actualización de la página, Área de Publicaciones de CECAPIP S.C.: Ana Laura Rosas Bucio, Hidalgo no. 17, A 203 Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México, D.F. CP. 09850. Fecha de la última modificación, 29 de septiembre, 2014.
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de CECAPIP S.C. Se puede usa la información de los artículos haciendo uso de la referencia bibliográfica localizada en la parte superior del mismo.

lunes, 21 de julio de 2014

EDITORIAL PLACER Y DOLOR

                                                                 AÑO 2014, JULIO-AGOSTO VOL. 4 No. 23,21/JULIO/14

Puedes usar la información de este articulo citando la referencia bibliográfica y respetando los derecho de autor. Toda la información de este blog tiene Derechos Reservados.
Cómo citar el articulo:
Rosas A. "Editorial: Placer y Dolor". (julio-agosto, 2014). Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S. C. [en línea] 21 de julio, 2014. Vol. 4, No. 23. Disponible en Internet:  http://cecapip.blogspot.mx. ISSN 2007-9486.


PLACER Y DOLOR


En la vida nuestros padres y maestros nos han enseñado muchas cosas, a leer, a cepillarnos los dientes, y las matemáticas, pero ninguna de estas personas nos enseñaron a lidiar con el dolor y a manejar el placer. Y a mi parecer todo lo que sucede en la vida se rige por estos dos elementos. El placer y el dolor son algo natural, cotidiano  e ineludible en la experiencia humana. Gracias al placer y el dolor podemos conocernos e ir modificando nuestra vida, ya que estas sensaciones nos enseñan lo que necesitamos, lo que nos hace gozar y ser felices y lo que debemos cuidar, cambiar, transformar y hacia donde guiar nuestra vida.

El placer y dolor son  las dos caras de la misma moneda. Son los dos extremos de la misma zona. Existe en los seres humanos como en los animales el deseo de disfrutar, así como de escapar del dolor. No es posible quedarse solamente con el placer y no tener dolor. 


El placer es el resultado de la satisfacción de una necesidad poniendo atención consciente al momento presente. Cualquier necesidad no satisfecha, aumenta su ansiedad de deseo hasta que puede llegar a causar dolor. Sin embargo el placer en exceso también causa dolor, al sobresatisfacer la necesidad. Por ejemplo, en la comida podríamos entender muy bien esta idea: si tengo hambre, y no satisfago la necesidad nos dolerá el estómago y la cabeza, sin embargo si sobresatisfacemos la necesidad, si comemos en exceso, también nos dolerá el estómago y habrá malestar en general.

Los placeres, así como los dolores en general son efímeros. En el caso de los placeres, los satisfacemos, pero después la sensación se quita, se "baja" y queremos mas placer. En el caso del dolor también sucede lo mismo. Son muy pocos los casos en donde el dolor es permanente, así como el placer. 

El placer es una sensación positiva, agradable que de manera natural se manifiesta cuando se satisface una necesidad (sexo, comida, bebida, sueño, descanso), existiendo muchos tipos de placer: físico (asociado a los sentidos y el cuerpo), psíquico (disfrute que provoca el humor, la alegría, la paz, la felicidad, la imaginación, la fantasía), lo estético (disfrute de la belleza), lo intelectual (al ampliar nuestros conocimientos), lo lúdico (al jugar), lo emotivo (de la empatía, el amor, la familia, la amistad, el sentirse aceptado por los demás) y el placer de la contemplación.


El abuso reiterado de los placeres, puede alienar y mecanizar la consciencia, causando diversos trastornos. El mismo Aristóteles en Ética a Nicómaco así lo menciona "El sabio persigue la ausencia del dolor y no el placer".

Placer y dolor siempre las hemos considerado como dos emociones opuestas. Sin embargo aunque son dos sensaciones muy diferentes, en realidad no lo son. Cuando se experimentan en nuestro cerebro se activan los mismos circuitos cerebrales y se segregan las mismas sustancias.

La dopamina, por ejemplo, es un químico cerebral que le ofrece al cuerpo una sensación agradable, aunque con diferentes objetivos. En el caso del placer, la dopamina genera una sensación de relajamiento y bienestar y el caso del dolor, busca disminuir ese sufrimiento.

El dolor en sí mismo no es adictivo, lo que lo es; es la sensación para liberarse de él. Desde lo biológico se producen algunas sustancia como dopamina, endorfinas, oxitocina y serotonina. Todas tienen la función de generar sensaciones agradables, o mínimo disminuir las sensaciones desagradables.

El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable, que todos los seres vivos que tienen Sistema Nervioso Central la experimentan. Su función es señalar al sistema nervioso central que una zona del cuerpo esta expuesta a una situación que puede provocar daño, desencadenando entonces una serie de mecanismos para evitarlos (como los mecanismos de analgesia, mecanismos de defensa de la mente, mecanismos de alerta general, detectores de las señales nocivas, etc.)
Sin embargo aún y con todo lo desagradable del dolor, es un gran maestro, nos indica que algo esta mal, física o emocionalmente. Nos da un mapa con la localización exacta de aquello que esta perjudicándonos en la vida.

Y una de las situaciones complejas de la mente humana es que se puede aprender a interpretar el dolor de maneras diferentes, hasta el punto de ubicar al dolor como placentero, y a ver en el placer, cosas que pueden lastimarnos.


Por ejemplo: el deportista puede experimentar dolor durante su actividad (una carrera, un esfuerzo) sin embargo experimentará un dolor como recompensa. No le va a importar sentir dolor, si en eso gana algo (una medalla, un reconocimiento). Al contrario vera a pesar del dolor una recompensa por el esfuerzo realizado. 

La vinculación que hagamos del dolor y placer va a configurar de manera determinante nuestra vida, por ejemplo, hay personas que asociaran un placer muy importante con el hecho de estudiar y otras lo asociarán a un dolor. 

Cuando negamos el dolor y tratamos de evadirlo, en realidad ésto va a hacer que nos metamos en muchos problemas; vamos a intentar escapar del dolor procurando darnos placer, sin embargo la búsqueda de la felicidad a través del placer inmediato ha demostrado ser perjudicial, porque el riesgo de que en esa búsqueda encontremos entretenimiento superficial, adicciones, o alguna otra conducta autodestructiva es muy frecuente y vamos a usar estas situaciones, sustancias o comportamientos como analgésicos, como sedantes de nuestra experiencia de dolor.

En un intento de alejar el dolor, lo escondemos, maquillamos y evadimos. Pero escuchar el dolor puede ayudarnos a solucionarlo, evadirlo no. Y cuando empezamos a asociar experiencias de placer superficiales que solo son analgésicos de nuestra experiencia de dolor, vamos a confundir el verdadero dolor, y consideraremos que esas son experiencias verdaderamente placenteras, aunque no sean así. 

Empezaremos a pensar que vamos a sentir mas dolor al quitarnos los analgésicos artificiales y como en realidad el ser humano no quiere dolor, buscara el placer en los lugares equivocados. 

Vamos a pensar en "el placer del dolor", una asociación construida en donde para "evitar dolor, buscaremos placer, pero placer que al mismo tiempo generará más dolor", como es el caso de las adicciones, la conducta sadomasoquista sexual, la ludopatía, y más.

Todo lo que hacemos lo hacemos por una razón, o para evitar el dolor o para aumentar el placer, pero como tenemos tan malentendido el placer, vamos a buscar placeres efímeros, artificiales que nos engañen, aparentemente dándonos placer, cuando en realidad lo que sucede es que intentan aliviar un poco del dolor que tenemos, pero generando a corto, mediano y largo plazo mas dolor. Creándose entonces, un círculo vicioso. Y el resultado es mas dolor que placer en realidad.

Demasiadas experiencias dolorosas inmovilizarán a cualquier ser vivo. El dolor en exceso causa inconsciencia y una urgencia de querer quitarlo, aunque en eso, en realidad estemos evadiendolo, huyendo de el, sin solucionarlo en realidad. El secreto consiste entonces en aprender a enfrentar el dolor, a usarlo, así como al placer, en lugar de permitir que sean éstos los que nos controlen.


Es una pena que también el placer este tan "manoseado", que nos vendan que las experiencias placenteras sean situaciones ficticias, que aunque dan placer, realmente no sacian la necesidad. Y si bien es cierto, las situaciones generadoras de placer son efímeras, los seres vivos, los humanos debemos de aprender a buscar placeres mas profundos, que nos hagan sentir en paz, en tranquilidad, en estabilidad y nos den salud. Y si bien, esto no evitara el dolor, si hará que tengamos mejores herramientas para poder enfrentarlo.

Los placeres efímeros, dejan tantas consecuencias negativas (porque permitimos que sucedan en excesos) que entonces podemos mal entender el placer. Podemos empezar a huir del placer, sin poder soportar la paz, la felicidad, sin creerla, porque tal vez pensamos que no la merecemos y terminamos escapando de los verdaderos placeres. Olvidamos lo realmente importante al estar recordando lo que no importa. 

Las asociaciones que tenemos con el dolor y con el placer son específicas y únicas a cada persona, por eso es muy importante analizar y descubrir donde y de que manera se ocultan esas dos fuerzas que guían nuestras acciones. Una vez que descubramos su funcionamiento podríamos emprender acciones necesarias para dirigir estas fuerzas adecuadamente para que actúen a nuestro favor.

Aquello a lo que vinculamos el dolor y el placer es lo que configura nuestras decisiones, nuestras conductas y nos lleva entonces a dirigir nuestro destino. Importante entonces, estar conscientes de a donde tenemos ligados nuestros placeres y nuestros dolores y entonces entenderemos mucho de nuestros comportamientos y decisiones.

En CECAPIP S.C. estamos comprometidos con la salud, la vida, buscamos construir alternativas para un mejor futuro. Con esta intención este volumen lo dedicaremos a el placer y el dolor, hablando de situaciones dolorosas como: Perder la salud en la sección CECATANATOLOGÍA, de las Adicciones en CECAPSICOLOGÍA, hablaremos de las prácticas Sadomasoquistas en CECASEXUALIDAD; en CECACHICOS un pequeño nos contara como disfruta su tiempo libre, las actividades que le proporcionan placer, y una Algóloga (especialista en el dolor) nos platicara de su trabajo en CECAPROFESIONES. Cerraremos el volumen hablando de los parques de diversiones en nuestra cuidad en la sección CECAMÉXICO. 

Fue muy exitoso el volumen 3 y esperamos que los artículos de este volumen sean de su interés y les permitan comprender uno de los aspectos complejos de la mente humana como son el dolor y el placer.

La vida tiene reglas sencillas, las cosas que nos dan placer pueden ser muchas, sin embargo para no engancharnos y convertir nuestros placeres en desventuras, tan vez tendríamos  que aprender a enfrentar nuestros dolores. ¿No sabemos como?. Busquemos ayuda. 

Los dolores no vamos a poder evitarlos, pero si podemos aprender a enfrentarlos y solucionarlos. Los placeres son muy satisfactorios, solo que también debemos de aprender a mediarlos, porque en exceso van a causarnos problemáticas.

No nos enseñaron acerca de como enfrentar el dolor y manejar el placer. Pero podemos aprender a hacerlo. Nunca es tarde. Bienvenidos a nuestro cuarto volumen de la publicación y gracias por su preferencia.


Ana Laura Rosas Bucio
Directora Académica 

CECAPIP S.C.

21 DE JULIO 2014.


AVISO LEGAL
Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. Año 1 No.23 Semana 23 [21 julio-27 julio] 2014. Es una publicación electrónica semanal editada  y publicada por el Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C., ubicado en  Calle Hidalgo No. 17 A-203, Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México D.F. CP. 09850. Tel 01(55)54436420, www.cecapip.blogspot.mx, cecapip@hotmail.com. Editor responsable: Ana Laura Rosas Bucio.
Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2014-032717252400-203. ISSN 2007-9486, ambos otorgados por el Instituto Nacional del derecho de Autor.
Responsable de la actualización de la página, Área de Publicaciones de CECAPIP S.C.: Ana Laura Rosas Bucio, Hidalgo no. 17, A 203 Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México, D.F. CP. 09850. Fecha de la última modificación, 29 de septiembre, 2014.
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de CECAPIP S.C. Se puede usa la información de los artículos haciendo uso de la referencia bibliográfica localizada en la parte superior del mismo.

lunes, 14 de julio de 2014

CECAMEXICO

                                                                       AÑO 2014, JUNIO-JULIO VOL. 3 No. 22,14/JULIO/14

Puedes usar la información de este articulo citando la referencia bibliográfica y respetando los derecho de autor. Toda la información de este blog tiene Derechos Reservados.
Cómo citar el articulo:
Rosas A. "Un lugar lleno de vida: el ZOOLEÓN". (junio-julio, 2014). Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. [en línea] 14 de julio, 2014. Vol. 3, No. 22. Disponible en Internet:  http://cecapip.blogspot.mx. ISSN 2007-9486.


UN LUGAR LLENO DE VIDA: ZOOLEÓN
"Como custodios del planeta es nuestra responsabilidad tratar a todas las especies con amabilidad, amor y compasión. Que estas criaturas sufran la crueldad humana va más allá del entendimiento. Por favor, ayudemos a detener esta locura". Richard Gere.
En muchos sentidos coincido con la idea de que los animales no deben estar encerrados, ni ser parte de espectáculos como en el caso de los circos. Sin embargo, también pienso que de no ser por los zoológicos no conoceríamos a una gran variedad de especies de animales. La experiencia de ir de safari fotográfico a una selva, o una sabana es una experiencia que muy pocas personas pueden vivir. 
Creo firmemente que los animales no deben ser parte de espectáculo para la diversión humana, debemos de aprender a mirar el majestuoso espectáculo natural, poderlos contemplar, conocer y hasta ahorita, son los zoológicos los que nos han permitido poder hacerlo. Lo impresionante de los animales no es ver que pueden hacer trucos o malabares, es comprender su naturaleza, su forma de funcionamiento, su estructuración social y/o familiar. Aprenderíamos tanto de ellos si los observamos de manera natural, tal vez nos podría enseñar tanto de nosotros mismos. Sin embargo no es posible para todos ir a observar a los animales a sus habitats naturales.

Tengo la oportunidad de conocer diversos zoológicos en nuestro país y todos de una u otra manera tiene su encanto, son diferentes, tanto en instalaciones como en el cuidado a los habitat de los animales. Y lo real es que en los últimos años si hay un cuidado mejor a los mismos. 
En esta ocasión hablaremos de ZOOLEÓN, el zoológico de la Cuidad de León de los Aldama, Guanajuato, no por ser el mas bonito, o el mas grande, sino porque me parece que es poco conocido, hasta por la gente que vive cerca de la región. En otras oportunidades hablaremos de otros lugares y las particularidades que tiene cada uno.
Zooleón es un lugar ubicado en la Cuidad de León de los Aldama, Guanajuato en la Carretera a Ibarrilla Km. 6 col. Ibarrilla en león, Guanajuato. Fue fundado en 1979, cuenta con mas allá de 1200 ejemplares de 180 especies diferentes, con mas o menos 140 empleados para el cuidado del zoológico. 



Cuando pensamos en ir a León, casi siempre pensamos en ir de compras de zapatos, botas, bolsas o cualquier otro artículo de piel, y si bien es cierto que los precios y los modelos son muy atractivos no es lo único que hay que hacer en nuestro paso por León. Conocer la puerta de Leones, el inició de una hermosa calzada, que actualmente es un pasaje peatonal turístico que lleva al centro de la cuidad de León. El expiatorio, un hermosisímo templo barroco y por favor no dejen de conocer las catacumbas del mismo templo. El museo de arte e historia, el museo  de arte sacro, el museo de ciencias parque Explora, son otros dos lugares preciosos a conocer. Si van en noviembre asistan al Festival Internacional del Globo, en octubre León es una de la cuidades sede el Festival Cervantino y en el mes de febrero es su Feria, donde podemos ser participes de toda una fiesta. 
Expiatorio
Expiatorio de Noche
Museo de Arte e Historia 
Puerta de León


 Caminar desde la Puerta del León por la calzada, y no comerse una Guacamaya es una grave falta. Una Guacamaya es: unaTorta de chicharrón seco, con una picosa salsa roja y una salsa de pico de gallo (jitomate y cebolla picada con chile verde, para nuestros amigos de otros países). Si les queda hambre, pueden comerse un caldo de oso o una Bomba. El caldo de Oso es una preparación que lleva vinagre de piña, limón, cebolla picada, sal, chile piquín y queso rayado y la Bomba es el mismo preparado con fruta picada cortada en pequeños cubos como jícama, pepino, piña y mango. La Guacamaya es toda una experiencia podersela comer, ya que es enorme y si no les gusta mucho el picante, pídanla sin éste ya que termina siendo incomible, jaja. Y el caldo de oso es para estómagos fuertes, no es la fruta, es lo ácido del vinagre, limón y chile lo que puede caer pesado si no estamos acostumbrados. Pero no dejen de probarlo, aunque sea un par de cucharadas!.

En noviembre podemos ir a León y disfrutar del festival Internacional del Globo aerostático. Una de las experiencias mas hermosas es ver el cielo lleno de globos.
Tuve por cuestiones de trabajo de estar viajando constantemente a la cuidad de Léon y entonces uno descubre que además de una cuidad donde uno puede ir de compras, cuenta con toda una infraestructura turística y es una cuidad que puede ofrecernos mucho. Hay muy buenos restaurantes, hoteles y su gente, es un gente cálida, es gente buena y trabajadora.


Volviendo a su zoológico, esta muy cerca de la cuidad y es muy grande, todo un día podemos estar ahí recorriéndolo a pie, y en su paseo por autobús en donde podemos interactuar con algunos animales.

Poder verlos, y poder interactuar con ellos, siempre será una experiencia. ver su majestuosidad, su perfección. Permitamos que nuestros pequeños conozcan mas de cerca animales, mas allá de los que podemos tener en casa. 

En el Zooleón tuvimos la oportunidad de interactuar con animales de granja, que para lo que somos de cuidad, termina siendo una linda experiencia. Así como ver y tener muy cerca animales como Jirafas, cebras, avestruces. 

Pero la sorpresa hermosa de aquella tarde fue que el rinoceronte blanco, que un majestuoso y enorme animal como este acerque su cara para que lo acaricies, fue una grata sorpresa.

No es por alimento que se acerca, a diferencia de otros animales. Es porque lo toquen, nos regala la maravilla de poder sentir la dureza de su piel, de su cuerno, pero al mismo tiempo, su sensibilidad.

La impresión que da es que desea ser acariciado, y permite que adultos y pequeños puedan tocar momentáneamente su piel.

Es un animal gigante, que pesa toneladas, pero parece un cachorrito en busca de cariño. O dándonos la oportunidad de poder expresarle el nuestro.

La vida tiene muchas posibilidades de expresarse, en todas las especies animales, y vegetales, en la diversidad de nuestra experiencia como humanos. 

Ojala los seres humanos aprendiéramos a respetar nuestra existencia y la de los demás. Siempre he pensado que en un zoológico tenemos una gran oportunidad de acercarnos a animales que probablemente en otras condiciones nunca podríamos.
Y jamás va a ser lo mismo verlos en TV o algún documental, sin embargo creo que estos lugares pueden hacer mas, sensibilizarnos mas, solo que los seres humanos no queremos pensar en estos lugares como sitios educativo-culturales.  Sino solo verlos como recreativos. A mi si me gustaría que me explicaran mas de cada uno de los animales. Que me permitieran comprenderlos mejor. Se que hay guías en los zoológicos, pero en honestidad nunca me ha tocado alguno.

Un Zoológico puede ser todo eso, recreativo-educativo-cultural, podríamos aprender a conocer y respetar la naturaleza. Me agrado ver que es un lugar amplio, donde aún no es posible tener a los animales en habitats naturales como si estuvieran en sus regiones de origen, pero es lindo ver que aún y no siendo tan posible, si se cuida que viven en condiciones de dignidad y cuidado. 
Los invito a que se den una vuelta por la Cuidad de León, Guanajuato, vayan de compras, coman rico y no dejen de visitar el hermoso zoológico que tiene, dense la oportunidad de en cada viaje que hagan, que éste cumpla con objetivos recreativos, pero también educativo-culturales. Cada lugar puede enseñarnos tanto. 


En León conocí buena gente, muy buena, comí rico, me divertí, trabaje, compre, conocí hermosos lugares y tradiciones y como postre, nos regalo a la familia la posibilidad de acercarnos mas a animales que probablemente jamas veremos de no ser de estas maneras. Cada que tengo la oportunidad de acercarme a otras formas de vida, valoro la mía y me maravillo de la majestuosidad y perfección de la naturaleza y reconozco que mi existir como ser humano es tan frágil a comparación de otras formas de vida. Ojala algún día aprendamos a respetarnos, ya que todos somos hermanos. Tenemos muchas cosas en común. Empezando por una, la más importante. Estamos aún vivos. 





Ana Laura Rosas Bucio
Directora Académica 
de CECAPIP S.C.

14 DE JULIO 2014.


AVISO LEGAL
Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. Año 1 No.22 Semana 22 [14 julio-20 julio] 2014. Es una publicación electrónica  semanal editada  y publicada por el Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C., ubicado en  Calle Hidalgo No. 17 A-203, Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México D.F. CP. 09850. Tel 01(55)54436420, www.cecapip.blogspot.mx, cecapip@hotmail.com. Editor responsable: Ana Laura Rosas Bucio.
Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2014-032717252400-203. ISSN 2007-9486, ambos otorgados por el Instituto Nacional del derecho de Autor.
Responsable de la actualización de la página, Área de Publicaciones de CECAPIP S.C.: Ana Laura Rosas Bucio, Hidalgo no. 17, A 203 Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México, D.F. CP. 09850. Fecha de la última modificación, 29 de septiembre, 2014.
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de CECAPIP S.C. Se puede usa la información de los artículos haciendo uso de la referencia bibliográfica localizada en la parte superior del mismo.




lunes, 7 de julio de 2014

CECAPROFESIONES

                                                                        AÑO 2014, JUNIO-JULIO VOL. 3 No. 21. 7/JULIO/14

Puedes usar la información de este articulo citando la referencia bibliográfica y respetando los derecho de autor. Toda la información de este blog tiene Derechos Reservados.
Cómo citar el articulo:
Alfaro F. "Profesión: Actuaría". (junio-julio, 2014). Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. [en línea] 7 de julio, 2014. Vol. 3, No. 21. Disponible en Internet:  http://cecapip.blogspot.mx. ISSN 2007-9486.


PROFESIÓN: ACTUARÍA

Fabiola E. Alfaro Ramírez




Estudiar y llevar a la práctica la carrera de ACTUARÍA resulta fascinante. Conocer las matemáticas puras hasta sus más profundas raíces, la filosofía y las ciencias exactas son elementos básicos de estudio que te dan una visión de diferentes puntos de análisis. El riesgo es algo intangible, a lo que estamos expuestos día a día, aprender a medirlo y tratar de encontrar los puntos que minimizan las pérdidas para que la gente esté más segura en sus finanzas, en sus vidas, en sus bienes, en su salud, en lo que será la vida de sus amores después de la vida, eso es lo que te deja satisfecho en el día a día.


Cuando mi gran amiga Ana Laura me pidió escribir acerca de mi carrera para la publicación electrónica de CECAPIP S.C. me fue muy complicado pensar en el comienzo, estudié algo relacionado con ciencias exactas porque eso de escribir no se me daba mucho, sin embargo hablar de lo que te apasiona puede darle voz a tus pensamientos, así que ahí vamos.

Cada que me presento como ACTUARIA las personas me ven con cara de “eres abogada de esas que realizan desalojos” o “actúas”  o no preguntan por pena, o te ven como genio por estudiar una carrera que, no saben como pero tiene que ver con matemáticas y ya en el mejor de los casos me cuestionan de forma directa “¿a qué se dedica un ACTUARIO?”. Llevo entonces muchos años explicando que es la LICENCIATURA EN ACTUARÍA y con el tiempo solo lo he resumido en la frase “es la aplicación de las matemáticas en la teoría del riesgo, cuánto cuesta resarcir con una pequeña cantidad la pérdida de grandes cantidades” con lo cual la gente solo te cataloga como genio por tener el “valor” de estudiar una carrera donde las  matemáticas es la mayor herramienta.
Y entonces llegó la siguiente pregunta a mi cabeza ¿cómo fue que decidí ser ACTUARIA? Y recordé el momento en que decidí a que me dedicaría en la vida, comenzó a rondar la idea de estudiar Ingeniería Industrial o Física y decidí presentar dos exámenes, uno en el IPN para ingresar a Ingeniería y el otro en la UNAM para ingresar a Física, aclarando que mi opción preferida era física. Enteré a mi padre de ello y de forma tajante me dijo que no me podía apoyar en esa locura, estudiar física me daría muchas satisfacciones pero me mataría de hambre. Sin otra opción en mi cabeza el día que sale la convocatoria para la UNAM compré el periódico junto con un amigo matemático camino a un desayuno con otros amigos y varios amigos de esos amigos. Me sentía perdida ¿qué debía estudiar que fuera del área físico-matemática que no me matara de hambre para poder contar con el apoyo de mi padre? Leyendo la convocatoria con todos los demás vimos que física se imparte en la Facultad de Ciencias de la UNAM junto con otras carreras, entre ellas la de ACTUARÍA y pregunté ¿eso qué es? una chica en el desayuno me comentó que no sabía que era pero que el novio de su mejor amiga era ACTUARIO y le iba muy bien, tenía un muy buen trabajo en una compañía aseguradora, entonces mi amigo matemático me dijo que hiciera el examen para ACTUARÍA y al cumplir un año tramitara el cambio de carrera de física. Fui a solicitar el examen de ingreso sin saber a lo que me enfrentaría, y al pasar el examen y ser aceptada, todavía sin saber bien a bien a lo que me estaba inscribiendo.

Fue hasta entonces que comencé a investigar, descubrí que ACTUARÍA es una carrera relativamente nueva en México, creada el 13 de febrero de 1947, preparando profesionales con un perfil matemático para elaborar modelos con aplicación en campos estadísticos, demográficos, financieros y administrativos, entre muchos otros. En la página de la UNAM viene mejor detallado el perfil profesional: Los actuarios son profesionistas que estudian, plantean, formulan y aplican modelos de contenido matemático, con el fin de proveer información para la planeación, previsión y la toma de decisiones, para resolver problemas económicos y sociales que involucran riesgos. 
Los egresados están capacitados para intervenir en ámbitos que van desde el demográfico y financiero hasta el ecológico y administrativo para interactuar con los profesionistas que ahí se desempeñen. Su campo de trabajo está en los sectores públicos o de la administración pública descentralizada, así como en el sector privado en compañías aseguradoras, despachos de consultoría actuarial y estadística, de cómputo e informática y de finanzas.

No es nada fácil estar en esta carrera, varias son las habilidades que tienes que desarrollar además de ser bueno con los números: la imaginación es una de ellas. Pensar en la gran cantidad de modelos relacionados con un solo evento y analizar el impacto de que todas las variables que lo rodean pueden afectarlo es cuando te das cuenta que ser el genio de las matemáticas en la prepa no es suficiente para ser un ACTUARIO. 

Te das contra la pared al recibir tus primeras calificaciones y ver que no eras ese gran estudiante al que se le facilitaban las integrales y las diferenciales, que para “sobrevivir” en estos primeros semestres debes tener temple, humildad y mucho tiempo para estudiar. Tu vida estará en las aulas, la biblioteca y los cubículos de tus profesores pidiendo una y otra vez la explicación de demostraciones que podrían parecer obvias pero que para ti están escritas en una mezcla rara entre japonés y sánscrito. Y cuando crees que ya estás en el barco te enfrentas con otro problema, los ACTUARIOS son rechazados por la gran mayoría de los matemáticos y los físicos que estudian tronco común en la facultad. 

Los matemáticos dicen que los ACTUARIOS utilizan las matemáticas para hacerse ricos, para ganar dinero. Chistoso es que los matemáticos también utilizan las matemáticas para hacer dinero, son profesores de escuela, académicos, investigadores y por ello les pagan, sin embargo no escuchan razones y siempre te encontrarás profesores que incluso no quieren darle clases a ACTUARIOS. Pero desafortunadamente en esta cultura mexicana en la que vivimos y haciendo honor a la verdad, los ACTUARIOS también discriminan y los contadores son su blanco, dicen que estudiar contaduría es lo fácil, un profesor de alguna materia específica de ACTUARÍA que te quiere tachar de mal estudiante te mandan a estudiar contaduría a manera de humillación. Lo curioso es que mi marido es contador y dice que para ellos los ACTUARIOS son, por decirlo de una forma elegante, "invisibles" ya que al estar estudiando en la facultad de Contaduría y Administración (que se encuentra frente a la Facultad de Ciencias) no conocen que existe alguna carrera llamada ACTUARÍA y puede pasar años o toda una vida sin que se enteren o les importe.

Mi profesión no solo es un perfil matemático, hay corrientes que sitúan a la ACTUARÍA como una carrera del área económico-administrativa debido a que tiene mucha relación con materias financieras. Yo considero que debe quedarse más como una carrera del tronco físico-matemático ya que al tener un tronco común con matemáticas orientado más logra que desarrolles un pensamiento lógico lo que, desde mi punto de vista, hace de un ACTUARIO una persona con una capacidad de razonamiento que le ayuda a la resolución de problemas con un alto número de variables intrínsecas y extrínsecas.

Un ACTUARIO puede trabajar en Casas de Bolsa, en despachos de consultoría actuarial, en compañías aseguradoras, en bancos, en dependencias gubernamentales, en áreas de ventas y en cualquier empresa que realice análisis de proyectos que impliquen riesgo. Con lo que podemos observar que el ACTUARIO una persona con un amplio ámbito laboral.

Cuando trabajas en una compañía aseguradora te das cuenta que el ramo más solicitado es el de autos, y un ramo donde todas las compañías pican piedra debido a lo difícil de su venta es el seguro de vida. Triste es ver cómo la gente se preocupa más por asegurar sus bienes que su propia vida.

Ser ACTUARIO es satisfactorio y muy divertido. Al tener una herramienta de trabajo intangible como el riesgo se tiene una gran responsabilidad por lo que a la distancia,  al haberla estudiado, al haberla aprendido, haberla sufrido, haberla ejercido y vivirla día a día puedo decir con orgullo que un mi carrera fue la mejor elección que pude realizar para hacer de mi vida profesional una vida llena de satisfacciones y de grandes logros. Las matemáticas son mágicas, te permiten hacer tantos y tantos modelos, los números y los son infinitos, los límites para crecer no existen. 
La ACTUARÍA es una de mis mejores herramientas para poner ese granito de arena que hace de este mundo, un mundo mejor.



Fabiola E. Alfaro Ramírez
ACTUARIA

07 DE JULIO 2014.


AVISO LEGAL
Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C. Año 1 No.21 Semana 21 [07 julio-13 julio] 2014. Es una publicación electrónica semanal editada  y publicada por el Centro de Capacitación Profesional, Industrial y Profesional S.C., ubicado en  Calle Hidalgo No. 17 A-203, Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México D.F. CP. 09850. Tel 01(55)54436420, www.cecapip.blogspot.mx, cecapip@hotmail.com. Editor responsable: Ana Laura Rosas Bucio.
Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2014-032717252400-203. ISSN 2007-9486, ambos otorgados por el Instituto Nacional del derecho de Autor.
Responsable de la actualización de la página, Área de Publicaciones de CECAPIP S.C.: Ana Laura Rosas Bucio, Hidalgo no. 17, A 203 Col. San Nicolás Tolentino, Delegación Iztapalapa, México, D.F. CP. 09850. Fecha de la última modificación, 29 de septiembre, 2014.
Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de CECAPIP S.C. Se puede usa la información de los artículos haciendo uso de la referencia bibliográfica localizada en la parte superior del mismo.